La Butaca de Valeria


La historia de esta vieja butaca se remonta varios meses atrás, cuando su anterior propietaria decidió deshacerse de ella abandonándola en la calle. Tras varios días de espera, por fin llegó el momento en el que alguien la miró de una forma especial. Con gesto sonriente, Laura se acercó a ella e, inmediatamente, vio algo que hizo que se la llevase a casa la mar de contenta. Una vez allí, José estuvo de acuerdo con ella: la butaca formaría parte de la habitación de su primera hija, Valeria, que la recibió con los brazos abiertos.

La butaca fue recibida por una bonita habitación con un halo romántico y femenino que había sido decorada al estilo shabby chic a la que, sin embargo, hasta ese momento le había faltado la pieza principal capaz de otorgarle el carácter y la personalidad deseada. Por eso, la butaca se convirtió en el alma de la habitación, el elemento central en el que disfrutar de momentos inolvidables como la lactancia, la lectura o la diversión entre padres e hijos.

Todo esto se consiguió después de un proceso de restauración completo que en Ecodiverso recibimos desde el primer momento como un auténtico reto. En un primer momento recuperamos la estructura de la butaca, que estaba torcida; la limpiamos, retiramos su viejo barniz y la desmontamos para poder utilizar su madera como un lienzo en blanco. Al desmontarla, vimos que las patas estaban en muy mal estado, por lo que le pusimos patas nuevas y enderezamos su estructura para que quedase recta.

Así, y para que la butaca acompañara al resto de la decoración de la habitación, la pintamos en un color rosa y la tapizamos con una tela en colores suaves y motivos florales, tal y como puede verse en las imágenes.

Una monada que ya forma parte de su nuevo escenario.

Equipo Ecodiverso

  Contacto
646 66 23 72
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.